Los sevillanos Cruz y Ortiz transforman la nueva sede del Banco Santander en Cantabria

Publicado el 24 septiembre, 2019

El pasado 26 de julio, la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, junto a la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, participaron en el evento de presentación al público y a la prensa del proyecto de transformación de la antigua sede del banco Banesto en la calle Hernán Cortes, propiedad del Banco de Santander, y que el estudio de arquitectura sevillano Cruz y Ortiz lleva a cabo.

En el acto, el estudio presentó el proyecto que prevé recuperar el valor patrimonial del edificio, al mismo tiempo que adecuarlo a las nuevas necesidades de modernidad, avances tecnológicos y de diseño de un lugar adecuado para el emprendimiento de la que será la nueva sede del Santander en Cantabria.

El proyecto ha sido diseñado para ser sostenible y energéticamente eficiente, y contará con la certificación internacional BREEAM de “excelente”, tanto en su construcción como en su explotación. 

La terraza panorámica es también uno de los elementos característicos del proyecto para el edificio de Hernán Cortés que han diseñado Cruz y Ortiz. “La voluntad de hacer un edificio lo más abierto posible se ha trasladado también al interior, con un patio central que se abre desde arriba a abajo, incluso hasta el sótano”, ha señalado Antonio Ortiz. En la planta baja habrá una oficina comercial mientras que las superiores se destinarán a oficinas administrativas de la entidad.

Tras la reforma, quedará dividido horizontalmente en dos partes: planta baja y semisótano, que acogerán una sucursal abierta al público; mientras que las plantas superiores estarán destinadas a oficinas administrativas de la entidad financiera. La coherencia con el edificio original se manifiesta en la organización espacial a través del patio, que se prolongará hasta la planta semisótano. De esta forma, se asegura una visión total del patio, además de mejorar la iluminación de todas las plantas, gracias al chandelier que lo corona. El nuevo proyecto se completa con la adecuación de la cubierta para que sirva como espacio multifuncional para los profesionales del banco, además de mirador para disfrutar de las vistas de la ciudad, explica el estudio hispalense.

 

 

La presidenta del grupo Santander definió así el proyecto: “Nuestro reto es que Santander, un banco del siglo XXI, siga liderando la banca del futuro. Y nuestra sede tiene que ser un reflejo de ello; de nuestra capacidad de innovación, de nuestra modernidad, de nuestro foco en las personas, al tiempo que de nuestra historia y de nuestras raíces; local y global”.

Al acto también asistió David Chipperfield, de David Chiperfield Architects, quienes están trabajando en el proyecto independiente del Paseo Pereda para el banco directamente adyacente.