Los estudios sevillanos Daroca y PRÁCTICA, 2º premio en el concurso internacional de rehabilitación de la sede del CCS en Madrid

Publicado el 10 octubre, 2018

Los estudios de arquitectura hispalenses PRÁCTICA y Daroca Arquitectos, por colegiados COAS integrado por los colegiados COAS José Luis Daroca Bruño y José Mayoral Moratilla, junto a Jaime Daroca Guerrero y José Ramón Sierra y Gómez de León, han obtenido el segundo premio en el concurso internacional con intervención de jurado para el diseño de rehabilitación del edificio del Consorcio de Compensación de Seguros en el Paseo de la Castellana de Madrid, 14 esquina a calle Ayala, 1 de Madrid.

Se trata de un inmueble construido en 1910, con el estilo arquitectónico clásico del barrio de Salamanca, que consta de una superficie construida de 5.800 metros cuadrados y que cuenta con planta baja, almacén y seis alturas, todas ellas registradas en el catastro con el uso principal de oficinas, aunque actualmente está limitado a usos de la Administración.

La propuesta de intervención, titulada “Bajo cubierta“, se centra en la preservación y restauración de sus elementos protegidos, así como en el diseño de unos nuevos espacios interiores que ayuden al funcionamiento sostenible desde los puntos de vista programático y medioambientales del edificio, según explican los autores de la propuesta.

La intervención pasa obligatoriamente por el mantenimiento de las fachadas protegidas, así como de la escalera principal y del portal de acceso desde la Castellana. Del resto se prevé la demolición integral y la excavación para cuatro plantas bajo rasante. Asimismo, la nueva propuesta eleva la edificabilidad en aproximadamente un 20% sobre la superficie actual del inmueble.

La idea principal surge a partir de la ubicación de esta escalera principal, y que se convierte en inicio del vacío o patio principal. Un vacío, escalonado longitudinalmente, que asegura buenas condiciones de iluminación y ventilación a todas las futuras estancias de trabajo, aseguran.

La gran cubierta poliédrica de cobre, tratada como una tercera fachada, se convierte en prolongación de los paramentos tradicionales de las fachadas verticales, mediante un juego de planos inclinados de chapa y malla metálica que a la vez permiten la regulación de la luz natural, y generan terrazas y estancias al aire libre disfrutando de la posición privilegiada.

Infografías: Kelvin Ho