La construcción recupera los niveles de actividad previos a la pandemia de Covid19

Publicado el 23 julio, 2021
en Colegio > CSCAE >

La superficie visada en nuestro país en el segundo trimestre del año confirma la recuperación del sector de la construcción, que vuelve prácticamente a los niveles de actividad previos a la pandemia de Covid19. De acuerdo con las estadísticas de los Colegios de Arquitectos, tras un primer trimestre en el que se constataba que la caída de la actividad había empezado a amortiguarse, en el segundo trimestre la superficie visada de obra nueva y rehabilitación ha aumentado un 1,66% respecto al mismo periodo de 2019 y un 60% en comparación con 2020, atípico debido al impacto de la crisis provocada por el coronavirus.

En el segundo trimestre de 2021, el número de viviendas nuevas visadas ha pasado de 26.964 a 28.409 (+5%). Pero, sin duda, es la actividad en gran rehabilitación la que mejor comportamiento ha experimentado. No solo se recupera, sino que, además, avanza a mejor ritmo que en 2019. Si, en el primer trimestre, se había registrado un incremento del 6,03% en el número de viviendas visadas para rehabilitación, entre abril y junio esa tasa se ha cuadruplicado hasta el 28,47%. Sucede en un sector en el que existe un amplio margen de mejora, ya que los índices de gran rehabilitación al año en España son exiguas: se sitúan por debajo del 0,8% frente a los promedios de países como Francia, Alemania o Suiza, con índices entre 1,5% y 2%. En el segundo trimestre de 2021 se han visado 1.798 viviendas más que en el mismo periodo de 2019 y, tomando como referencia el conjunto del semestre, las 14.218 viviendas visadas hasta junio representan un 17,77% más que en el mismo periodo del año previo a la pandemia. En este sentido, de acuerdo con los datos de los Colegios de Arquitectos, en lo que va de año, ya se ha visado casi el 56% de las viviendas rehabilitadas de 2019.

A diferencia de la obra nueva, el visado en rehabilitación registró, en 2020, una caída moderada y, desde que comenzó 2021, no ha dejado de aumentar. Su recuperación comenzó en febrero antes que en la obra nueva, y marcó su mejor dato el pasado mes de junio, con 3.340 viviendas visadas. No se registraba una cifra similar desde julio de 2019, cuando se visaron 3.561. De forma desagregada, en el segundo trimestre de este año, el aumento de la superficie visada para rehabilitación residencial ha sido del 24,36% en relación con el mismo periodo de 2019 y la superficie no residencial ha aumentado un 23,57%. En conjunto, ha supuesto un crecimiento exponencial, ya que se ha pasado de un aumento del 0,2% en el primer trimestre en comparación con el mismo periodo de 2019 a un 23,92% entre abril y junio.

El ritmo, por lo tanto, es bueno y las expectativas, también, alentadas por la aprobación definitiva del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia por parte de la UE. Como indica el presidente del CSCAE, Lluís Comerón: “La rehabilitación es el gran reto que tiene nuestro país y el impulso que contempla la Componente 2 del Plan de Recuperación para rehabilitar 480.000 viviendas entre 2021 y 2023 puede ser el estímulo que necesita nuestro país para promover la ‘ola de renovación’ que precisa el parque edificado en materia de eficiencia energética, accesibilidad, funcionalidad y conservación”. Señala que los fondos Next Generation serán determinantes, pero advierte: “El impulso definitivo a la gran rehabilitación, la única que puede adaptar el parque construido a los retos actuales, modernizarlo y hacerlo más sostenible, dependerá de que las ayudas se convoquen cuanto antes, de la agilidad con la que se tramiten y de que se creen las condiciones legales, fiscales, financieras y técnicas adecuadas para motivar la toma de decisiones por parte de las familias”.

Obra nueva: una mejoría contenida

Aunque la actividad ha vuelto, prácticamente, a los niveles de 2019 y la vivienda nueva visada ha aumentado un 5% en el segundo trimestre de 2021, las estadísticas de los Colegios de Arquitectos reflejan una recuperación más contenida que la registrada en rehabilitación. La superficie visada de carácter residencial está un 2,52% por debajo de las cifras del segundo trimestre de 2019 y, en el caso de la superficie visada de carácter no residencial, la diferencia es de -4,59%. En todo caso, la evolución es positiva después de un primer trimestre en el que las caídas respecto al mismo periodo de 2019 fueron del 19,8% en el ámbito residencial y del 11,71% en el no residencial.

En comparación con el primer semestre de 2020, la superficie total visada, tanto de carácter residencial como no residencial, ofrece una mejoría notable, con un aumento del 22,6%. Se han visado 2.284.891 m2 más, pasando de 10.090.120 a 12.375.011 m2 entre enero y junio de este año. Sin embargo, supone un retroceso del 10,3% respecto al primer semestre de 2019, con 1.414.539 m2 visados menos.

El impacto del Covid19 lastra la recuperación en las regiones del Mediterráneo

La evolución de la superficie visada de obra nueva y rehabilitación en las distintas comunidades sigue acusando los efectos de la pandemia de Covid19. En la mayoría de las regiones, la tendencia en el segundo trimestre de 2021 ha sido positiva y al alza, excepto en las Islas Canarias (-49,6%) y Baleares (-10,2%), en las comunidades del litoral mediterráneo (Murcia, con -30,2%; Comunidad Valenciana, con -13,2%, y Cataluña, con -21,8%), en Cantabria (-8,1%) y en Aragón (-17,4%).

En cuanto a la rehabilitación, la superficie visada de carácter residencial ha aumentado en casi todas las regiones del país. Los incrementos más importantes se han registrado en la Comunidad Valenciana (+453,7%), Aragón (94%) y Castilla-La Mancha (49,5%). Les siguen Andalucía (28,5%), Madrid (24,5%), Galicia (20,4%), Canarias (18,2%), Extremadura (15,2%), La Rioja (12,4%), Castilla y León (7,3%) y Cataluña (8,5%).

La superficie visada para obra nueva residencial sigue lejos de los valores previos a la pandemia en Aragón (49,9%), la Comunidad Valenciana (-42,8%), País Vasco (38,7%), Canarias (-34%), Cataluña (25,6%), Islas Baleares (-1,6%), Navarra (-1%) y la ciudad autónoma de Ceuta (-90%). En el resto de autonomías el sector ha logrado sobreponerse y recuperar los índices de actividades anteriores a la crisis del Covid19. Los mayores incrementos han tenido lugar en Asturias (+176,5%) y Cantabria (+47,3%).

La obra nueva no residencial aumenta de forma destacada en Andalucía

Tanto la superficie visada de obra nueva no residencial como la de rehabilitación no residencial tienen comportamientos desiguales en cada región debido a que está supeditadas a grandes operaciones que, sin embargo, no sirven para marcar tendencias. En el ámbito de la obra nueva no residencial, las mayores caídas se registraron en Murcia (-99,9%), Baleares (-49,3%), Canarias (-42,1%) y Asturias (-39,6%). Tampoco recupera los valores anteriores a la pandemia Madrid (-19,4%). Entre las que han registrado en el segundo trimestre del año mejores datos que en el mismo periodo de 2019 destacan Andalucía (+239,4%), Comunidad Valenciana (+105%), Galicia (+86,5%) y Castilla-La Mancha (49,3%). Les siguen Aragón (+20,6%), Extremadura (12,1%), Cataluña (4,4%) y Castilla y León (2,4%). La ciudad autónoma de Ceuta ha registrado un incremento del 574,9%.

La superficie visada para rehabilitación no residencial creció más de un 50% en el País Vasco (+125,9%), Extremadura (72,6%), Andalucía (70,3%), Aragón (53,3%) y Ceuta (1.251,9%). Las principales caídas se registraron en Murcia (-93,2%), Cantabria (-70,2%), Navarra (-62,1%), Galicia (-53,5%) y Cataluña (-42%).

CONSULTA INFORME DE VISADO EN ANDALUCÍA – JULIO 2021