Estudio PRÁCTICA, finalista en un concurso internacional para la reconversión del Monumento a los Caídos de Pamplona

Publicado el 12 febrero, 2019

El proyecto presentado por el estudio PRÁCTICA, del colegiado COAS José Mayoral Moratilla y sus socios José Ramón Sierra y Jaime Daroca, junto con Teresa Celaya y Alonso Rosa, ha sido elegido, entre un total de 49 propuestas, como finalista para la segunda ronda del concurso internacional para la rehabilitación del Monumento a los Caídos de Pamplona.

Este proyecto de reconversión del antiguo Monumento a los Caídos de la ciudad de Pamplona en una nueva sede consistorial “nace del firme convencimiento de que no se debe demoler el edificio/monumento de la Plaza de la Libertad. Nuestras ciudades son testigos activos de las diferentes etapas de nuestra rica historia, y como tal deben de ser entendidas como la superposición de diversas capas que dejan huella de los diferentes regímenes, hitos y acontecimientos de nuestra sociedad. Consecuentemente, no debemos de intentar borrar las capas de la historia que no sean acordes con la realidad más actual, sino reconocerlas, aprender de ellas, y asimilarlas de la forma más productiva para servir al colectivo total de la comunidad. Ello plantea el dilema intelectual de cómo reapropiarse de un monumento construido durante un régimen totalitario fascista, para que sirva a la nueva Pamplona unida, libre y democrática. ¿Cómo se añade una nueva capa de historia al palimpsesto histórico de la Plaza de la Libertad?”, explica el estudio acerca de su propuesta.

En respuesta a tal dilema, se propone el aprovechamiento de este monumental edificio para acoger una nueva sede del Ayuntamiento de Pamplona. El proyecto potencia su enclave ideal entre el Segundo Ensanche y Lezkairu para generar un nuevo polo de actividad cívica en el centro geográfico de la ciudad en expansión. Se eliminan las barreras arquitectónicas y se propone una nueva plaza abierta y flexible donde cualquier iniciativa popular es bienvenida, incluyendo manifestaciones, mercados, ferias o conciertos. Ello contribuye a una forma inclusiva y participativa de entender el espacio público de la ciudad de Pamplona.

Las propuestas finalistas que han sido elegidas por un jurado internacional, serán desarrolladas y sometidas a participación ciudadana para que el conjunto de la ciudadanía pueda realizar sus aportaciones. Entre estos proyectos se decidirá el que se llevará a cabo finalmente.