El COAS acoge una jornada abierta sobre viviendas colaborativas en Sevilla

Publicado el 15 enero, 2019

El pasado 14 de enero, el Salón de Actos del COAS acogió la jornada ‘Viviendas colaborativas: teoría y práctica. Soluciones habitacionales para colectivos de mayores y el proyecto de Abante Jubilar Sevilla‘, organizada por la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta y con la que se divulgó y concienció sobre ese innovador modelo para mejorar la calidad de vida en ciudades, pueblos y urbanizaciones. “Es un cambio de criterios que en Sevilla y área metropolitana deben tenerse en cuenta. Más aún a escasos cinco meses vista de las elecciones municipales”, explicó la asociación.

Los ponentes fueron José A. Sánchez Medina, catedrático de Psicología Básica de la Universidad Pablo de Olavide; Laura López de la Cruz, profesora titular de Derecho Civil de la Universidad Pablo de Olavide; José A. del Pino Jiménez, arquitecto; Juan Moreno Tocino, empresario, socio de Abante y de Iniciativa Sevilla Abierta, y Raquel Rico Linage, profesora jubilada de la Universidad de Sevilla, socia de Abante y de Iniciativa Sevilla Abierta.

Las viviendas colaborativas tienen ya una larga práctica en distintos países europeos y americanos, y sobre ese modelo se ha publicado recientemente Soluciones habitacionales para el envejecimiento activo: viviendas colaborativas o cohousing, un trabajo de investigación llevado a cabo en la Universidad Pablo de Olavide y cuyos autores son Laura López de la Cruz y José Antonio Pino. Y también en la capital hispalense la asociación Abante Jubilar Sevilla trabaja para crear un proyecto de esas características. 

Por otro lado, cabe señalar que el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, la empresa municipal de la vivienda, anunció en mayo de 2018 que quiere rehabilitar un edificio vacío ubicado entre los números 23-25 de la calle García Ramos y 24-26 de la calle Mendoza Ríos, en el casco antiguo, con el objetivo de ejecutar en este inmueble un proyecto social e intergeneracional de alojamientos para 60 jóvenes y personas mayores, bajo los principios de las viviendas colaborativas.

Imágenes: Daniel Pérez Parrado