Abelardo Linares del Castillo Valero y Elena Jiménez Sánchez, premiados en el Concurso de Arquitectura Richard H. Driehaus

Publicado el 11 junio, 2018

El estudio sevillano Jiménez&Linares, del colegiado COAS Abelardo Linares del Castillo Valero y Elena Jiménez Sánchez, ha recibido un primer premio y una mención de honor en el Concurso de Arquitectura Richard H. Driehaus, certamen internacional promovido por la fundación INTBAU para la difusión de la arquitectura tradicional, financiado por el filántropo norteamericano R. Driehaus, y en colaboración con los Ministerios de Fomento y de Cultura, así como la Fundación Rafael Manzano, vinculada con Sevilla. Está dirigido a promover la práctica de una arquitectura y un urbanismo que preserven y den continuidad a las tradiciones locales y que contribuyan a generar una estructura urbana más bella, coherente, sostenible y socialmente integradora. Ambos recibirán los premios el miércoles 13 de junio en las arquerías de Nuevos Ministerios de Madrid.

Así, su proyecto denominado PLURIBUS UNUM para la transformación del interior de una manzana del casco histórico de Jaca (Huesca) con el fin crear una nueva plaza para la ciudad, ampliándose de esta manera la red de espacios públicos peatonales ya existente con el gran espacio público que este conjunto necesita, ha sido merecedor de la máxima distinción por parte del jurado, del que formó parte el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón. La edificación proyectada debía adecuarse la tradición arquitectónica propia de las plazas de la Jacetania, así como respetar el nivel de protección que tienen los edificios preexistentes.

“E PURIBUS UNUM”

 

El proyecto -explican los autores- busca trazar una plaza mayor, recuperando dos valores que definen la tradición arquitectónica jaquesa: su densidad y continuidad.

Para lograr recomponer la compacidad de la trama de ciudad se han estudiado con detalle las posibilidades espaciales de la nueva edificación: se ha respetado el carácter fragmentario de las parcelas, se han reconfigurado los patios existentes, se ha acercado la luz a los pasajes, y se han creado juegos de transparencias entre soportales, galerías y jardines interiores.

Para lograr que el proyecto se integre dentro de la ubicación excepcional en que se encuentra se han recuperado modelos arquitectónicos de la zona; con el convencimiento de que -lejos de cualquier afán formal o simbólico- dar protagonismo a nuestra herencia arquitectónica es devolver la voz a una forma de hacer más sabia, adaptada a la climatología y a los materiales locales, respetuosa con el entorno y perfeccionada durante siglos. Esa voz, es la de los oficios tradicionales, que son los que dan sentido e insuflan vida en cada detalle de este proyecto.

Mención de honor

 

Por otro lado, ambos arquitectos también han recibido una mención de honor para el proyecto en Bórox (Toledo) “Bosque de Ribera”. Este municipio presentó como propuesta de intervención el nuevo diseño para uno de los ejes principales sobre los que se asienta su núcleo urbano, la Avenida Piedad Colón, así como para los dos principales edificios públicos que lo jalonan: el Hogar del Jubilado y la Biblioteca Municipal. Se trata de dos edificios que en la actualidad presentan un diseño que distorsiona la atractiva imagen tradicional del lugar y que, tras sufrir sucesivas transformaciones, presentan problemas para prestar los servicios que la población demanda. Una parte importante de la población borojeña es mayor de 65 años, por lo que las nuevas propuestas debían mantener o ampliar los usos dedicados a los mayores.

Cabe destacar que Abelardo Linares del Castillo Valero y Elena Jiménez Sánchez, titulados en la ETSA Sevilla, han comenzado su propio estudio en la capital hispalense tras varios años adquiriendo experiencia en Madrid en los estudios de Campo Baeza (gracias a la beca de la Fundación Arquia) y Rafael de la Hoz.