31 de octubre, Día Mundial de las Ciudades

Publicado el 31 octubre, 2018

El 31 de octubre se celebra el Día Mundial de las Ciudades, cuyo objetivo es promover el interés global hacia el desarrollo urbano sostenible, impulsar la cooperación entre países y ciudades para encontrar oportunidades y abordar los desafíos que plantea la urbanización.

El Día Mundial de las Ciudades contribuye al despliegue de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Nueva Agenda Urbana lo reconoce como una plataforma de difusión prioritaria.

CONSTRUYENDO CIUDADES SOSTENIBLES Y RESILIENTES

El tema general del Día Mundial de las Ciudades es Better City, Better Life (Mejor Ciudad, Mejor Vida). Cada año se selecciona un subtema diferente, ya sea para promover los éxitos de la urbanización o abordar desafíos específicos resultantes de la misma.

Construir Ciudades Sostenibles y Resilientes, el tema del Día Mundial de las Ciudades 2018, es una llamada a la acción para que todos nosotros reconsideremos cómo las ciudades pueden convertirse en mejores lugares para proteger y mejorar las vidas de las personas, sin dejar a nadie atrás.

Con más de la mitad de la población viviendo en áreas urbanas y el número aumentando a diario, las ciudades enfrentan desafíos demográficos, ambientales, económicos, sociales y espaciales sin precedentes. Este Día Mundial de las Ciudades se compromete con gobiernos locales, regionales y nacionales, socios, comunidades y residentes para crear conciencia sobre la importancia de las ciudades resilientes y motivar a la acción para generar resiliencia hacia ciudades más sostenibles.

Así, el Día Mundial de las Ciudades de 2018 se centra en la creación de resiliencia urbana tal como lo define ONU-Habitat a continuación:

La resiliencia urbana es la capacidad medible de cualquier sistema urbano, con sus habitantes, para mantener la continuidad después de todo tipo de crisis y tensiones, mientras se adapta y se transforma positivamente hacia la sostenibilidad. Una Ciudad Resiliente evalúa, planifica y actúa para prepararse y responder a peligros naturales y creados por el hombre, repentinos y de inicio lento, esperados e inesperados, a fin de proteger y mejorar la vida de las personas, asegurar los beneficios del desarrollo, fomentar un entorno de inversión, e impulsar un cambio positivo.

Los principales desafíos para la resiliencia incluyen la mitigación y recuperación de desastres, económica, ambiental, cultural y cívica.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL DÍA MUNDIAL DE LAS CIUDADES