10 ABRIL: Recomendaciones de seguridad en el reinicio de la actividad en obras

Publicado el 10 abril, 2020

Ante la incertidumbre y la inquietud que genera el reinicio de la actividad en el sector de la construcción, el CSCAE y el CGATE, y con la colaboración de expertos de ASEMAS, han elaborado un documento con recomendaciones que pretenden servir de orientación a empresas, trabajadores y profesionales y técnicos colegiados implicados en el proceso edificatorio en la aplicación de las medidas de seguridad y salud en las obras para evitar el riesgo de contagio del coronavirus.

Se trata de medidas orientativas que, en ningún caso, pretenden sustituir a las normas y protocolos dictados por las autoridades competentes para frenar la rápida propagación del Covid-19.

RECOMENDACIONES DE APOYO A LAS ACTUACIONES EN MATERIA DE SEGURIDAD Y SALUD EN OBRAS DE CONSTRUCCIÓN POR COVID-19

Incluímos, además, la Guía de actuación en materia preventiva por causa del COVID19 en las obras de construcción, elaborada por la Confederación Nacional de la Construcción y de los Secretarios Generales de CCOO Construcción y Servicios y UGT-FICA, para que facilite tanto a las empresas, como las personas trabajadoras, el reinicio de la actividad de obra pública (obra civil, edificación residencial y no residencial) y de edificación de obra nueva privada, y el desempeño de las mismas.

GUÍA DE ACTUACIÓN EN MATERIA PREVENTIVA POR CAUSA DEL COVID 19 EN LAS OBRAS DE CONSTRUCCIÓN

ACTUALIZACIÓN URGENTE 12 DE ABRIL

Hasta la fecha, solo se ha publicado una orden específica y concreta por parte del Gobierno que suspende temporalmente las obras en edificios existentes cuyos residentes puedan entrar en contacto con la actividad de ejecución de la obra, o con el movimiento de trabajadores o traslado de materiales. Se trata de la Orden 340/2020 del Ministerio de Sanidad, publicada en el BOE el 12 de abril.

En este caso, el cierre de obras en edificios existentes es general y sólo, excepcionalmente, pueden mantenerse en los siguientes supuestos:

a. Cuando concurran circunstancias excepcionales de urgencia, realizando exclusivamente las actuaciones necesarias para garantizar la seguridad de la obra.
b. Cuando el edificio está totalmente vacío.
c. Cuando la obra puede aislarse totalmente de residentes y personas que puedan transitar en su interior por cualquier causa autorizada, sin que en ningún caso pueda producirse interferencia con los residentes. Ese aislamiento total implica vías independientes para desescombro, introducción de materiales y entrada y salida de obreros y técnicos.

En cualquier caso, entes de comenzar los trabajos, el contratista deberá expresar si se cumplen las condiciones de seguridad requeridas por las autoridades competentes.

La orden 340/2020 del Ministerio de Sanidad, que entró en vigor el domingo 12 de abril, con su publicación en el BOE, se mantendrá activa hasta que finalice el estado de alarma y sus posibles prórrogas, o hasta que existan circunstancias de salud pública que justifiquen una nueva orden.

Ver la orden ministerial en este enlace. 

Ver la orden ministerial en este enlace.